La Selección Nacional de El Salvador activó la cuenta regresiva para los dos partidos de Liga de Naciones de este mes. Viajará al Caribe para enfrentar a Montserrat el día 12 de octubre y a Santa Lucía, el 15. Ganar no es opción, sino una obligación.

Carlos De los Cobos convocó 21 jugadores, teniendo a Santa Tecla y Alianza como la base porque cada equipo aporta cinco elementos cada uno. Cuatro son los legionarios.

El lunes sólo estaban dos (Rodolfo Zelaya y Darwin Cerén, este último se sumó en la segunda práctica del día). Para el martes ya estarán incorporados Juan Barahona y Denis Pineda.

El entrenador de la Selecta reconoció que hay presión para ganar los 6 puntos en juego. De momento, El Salvador es segundo en su grupo de Liga de Naciones B con 3 puntos, uno menos que Montserrat. Quedar primero garantiza ascenso a la Liga de Naciones A, clasificación a Copa Oro y le permite mantener el sexto lugar del ranking FIFA en su Confederación.

“Considero que la presión es normal, es algo que todos vivimos de una u otra manera todos los días y en el fútbol es exactamente lo mismo. Como entrenador tengo presión, los muchachos como jugadores tienen sus dosis de presión pero esa presión tiene que motivarlos a ellos. Igual hay que vivirla y asimilarlo como tal”, dijo De los Cobos.

David Díaz, quien regresa a Selección, tras casi un año de ausencia, comentó “tenemos una oportunidad muy bonita, tenemos que hacer un buen partido allá. Ya tuve la oportunidad antes y Montserrat es un equipo muy difícil pero tenemos que pensar más en nosotros”.

Este martes la Selecta realizará doble turno y el miércoles viaja a Miami. El jueves se instalará en Montserrat.

Comentarios