La Federación Salvadoreña de Fútbol continúa en un círculo, la falta de credibilidad. Sus decisiones no las respeta ni su propio comité.

Hace 41 días se tomó una decisión que generó debate. Fueron declarados campeones Once Deportivo y Platense en las categorías de Primera y Segunda División. La lógica era declarar el descenso de Jocoro pero quedó en suspenso porque se inventó un supuesto repechaje contra los viroleños y las fechas de esta serie nunca se fijó.

Sin embargo, el ente federativo reculó. Este miércoles se hizo oficial de había cambio de decisión. Las tres ligas profesionales, en su torneo Clausura 2020, se declaró desierto. En resumen, no hay campeones y el descenso se congeló.

Once Deportivo ya no es campeón y Jocoro se salvó. En las otras ligas se replicó esta medida.
La Fesfut no quiso desentonar, países como Honduras no estaban dispuestos a reanudar las competiciones, dejando desiertos sus campeonatos.

Comentarios