Con el estado de excepción que giró el Gobierno Central, La PNC está pendiente de disolver las reuniones donde se aglomera un grupo de personas para evitar la propagación de la enfermedad del Coronavirus COVID 19.

Este martes, el equipo Club Deportivo FAS, uno de los pocos equipos que no habían entrado en pausa por el parón liguero, tuvo una sorpresa cuando se disponía a entrenar en la cancha de Texistepeque. Agentes de la PNC les informaron que no tenían permiso para estar reunidos, jugadores y cuerpo técnico.

Las organizaciones deben solicitar por escrito con 10 días de anticipación que se concentrarán en algún lugar público o privado donde haya menos de 50 personas. FAS reanudaría su preparación hasta el próximo lunes, mientras resuelve este impasse.

Esta situación viene a obstaculizar los planes de la Primera División de Fútbol luego de haber tomado la decisión de continuar con los entrenamientos de los equipos; la semana pasada tomaron la decisión de sólo pagar a sus jugadores el 50% de su sueldo.

Comentarios