Fue un torneo de altibajos y las energías no alcanzaron para dar la talla. No ser semifinalista, después de lo hecho en el Clausura 2019, es un fracaso para Limeño.

Comenzó este torneo entre los primeros dos lugares en las primeras seis fechas pero fue perdiendo fuerza. Lo afectó el virus del dengue en media plantilla y faltando cinco fechas para cerrar fase regular renunció el entrenador William Renderos Iraheta.

Limeño viene de quedar eliminado en cuartos de final ante Santa Tecla, un rival que clasificó de última hora. El miércoles pasado perdió el rumbo cuando cayó estrepitosamente 3-0 en Las Delicias y el domingo no le alcanzó para remontar, pese al 2-0.

La directiva de Limeño, tras este fracaso, hizo público su primer fichaje. Se trata del entrenador nacional Alvaro Misael Alfaro, quien llega con Rafael Tobar como asistente.

“Misa” vuelve a estar en el radar de la Liga, luego de dirigir a Luis Ángel Firpo y Chalatenango.

En los próximos días se anunciará cuándo comienza pretemporada y qué cambios sufrirá la actual plantilla.

Comentarios