La escuadra del Sonsonate acogió al benjamín Municipal Limeño en el estadio Ana Mercedes Campos en el último partido del domingo, correspondiente a la jornada cuatro de la primera división del fútbol salvadoreño.

En los primeros veinte minutos del cotejo entre "cocoteros" y "cucheros" sucedió de todo. A los 7', Erick Molina abrió el marcador para los locales, pero Clayvin Zúñiga emparejó las acciones cuatro minutos después; al 13' se iría expulsado Mario Machado del Limeño y a los 18' apareció el brasileño Ze Paulo Ferreira para poner adelante nuevamente al equipo dirigido por Agustín Castillo.

A los 19 minutos, Mauricio "Tuco" Alfaro se vió obligado a realizar una sustitución en el cuadro visitante, Roberto Álvarez abandonó la cancha y en su lugar ingresó José Valladares. Cuando restaban dos minutos para llegar al descanso, el delantero colombiano Jefferson Viveros colocó el empate en la pizarra para los orientales y hasta ese momento era un buen resultado para su equipo debido a las circunstancias del partido.

En el segundo tiempo, los sonsonatecos salieron a buscar el gol de la victoria, aunque no fue fácil en primera instancia, luego que los remates de Carlos Hidalgo al 46' y Ricardo Ulloa al 65' pegaron en los postes. Fue hasta el minuto 81 y de una manera inesperada que cayó el tercer tanto para Sonsonate, ya que el defensor argentino Carlos del Giorno anotó en su propia meta tras no tener una buena comunicación con el portero Rafael Lucha en un centro desde la izquierda de la cancha.

El triunfo para el Sonsonate se consumó al minuto 85, cuando el atacante nacional Rafael Burgos se quitó la marca del portero y un defensa en el área grande y definió con un disparo potente para sellar el cuatro por dos definitivo a favor de los suyos.

Con esta victoria, Sonsonate alcanza los mismos 5 puntos que poseen Luis Ángel Firpo y Santa Tecla, por lo que compartirán el quinto lugar, por lo menos hasta este lunes, ya que jugarán Universidad de El Salvador (4pts) y CD Dragón (2pts) para cerrar la cuarta fecha del campeonato.

Comentarios