Uno de los jugadores que le puso límite a los jugadores de Alianza en varios tramos fue el defensa colombiano Yosimar Quiñónez. Pero estuvo condicionado después de una amonestación temprana pero no perdió la cabeza.


”Yo sabía que estas cosas me iban a pasar (amonestación temprana), ya las tenía visualizadas por lo que se maneja en el entorno. Creo que Joel (Aguilar) me saca amarilla en una jugada donde no toqué a un rival (Hérberth Sosa) pero la acepté. Sabía que debía manejarla para poder terminar el partido”, comentó.


Tampoco quiso ponerle pimienta al momento de hablar del trabajo arbitral. ”¿Joel? que te puedo decir, es un arbitraje respaldado por FIFA. No quiero hablar de nada, sino disfrutar de todo esto”.


El partido fue emocionante y, lo especial para él, es que se corona el esfuerzo de todos en su equipo. ”Ha sido una final bastante emotiva, yo estoy agradecido con Dios que nos respondió. Hicimos un trabajo prácticamente por un año aunque por seis meses con el profesor Cristian Diaz y se logró el objetivo”.


El jugador sudamericano destacó que fue emotivo tener presente en todo momento al licenciado José Vidal Hernández. ”Sabemos que Vidal es el artífice de todo esto, el dejó un camino y hoy muchos tratamos de avanzarlo, dejó la luz e hizo muchísimo. No queríamos fallarle”.


Dijo que está muy feliz por el doblete de Wilma Torres. ”Es mi hermano. Durante el tiempo que he estado acá en Santa Tecla es con quién más he compartido, es muy humilde, una gran persona, buen ser humano, tiene humildad increíble y se lo merece y espero que la vida lo siga sorprendiendo”.


Fue consultado, si seguirá con los tecleños en 2019. A esto, añadió ”En este momento, termino mi contrato con Santa Tecla. Pero no me preocupa en lo absoluto porque mi futuro es mi presente y ese presente es que celebro un título con una linda institución a la que estoy muy agradecido, Tecla es una buena organización, una familia”.

Por:  Víctor Zelada Uceda

Comentarios