Desde que llegó a FAS, Guillermo Rivera, no conoce la derrota. Tiene al equipo en franca recuperación y en puestos de clasificación.

En declaraciones al programa deportivo Pizarrón Deportivo de Canal 12 recordó cómo en 1994 lograron quitarse una sequía de títulos que duró 10 años, algo similar a lo que hoy vive el club.

“La camiseta de FAS es lo más grande que hay. Yo ya pasé por esta racha de no ser campeón. Pero yo era parte del equipo del 94, cuando fuimos campeones ante Firpo, y en carne propia te digo que fue una locura…”, mencionó.

El se considera un motivador y espera que el jugador sepa asimilar sus consejos y puso el ejemplo de Nelson Bonilla, quien pidió no ser convocado temporalmente de la Selecta.

“Yo le digo siempre al jugador que disfrute, que haga las cosas de corazón, porque si se hacen de mala gana o con la cara empurrada no saldrá nada positivo. En eso trabajo yo en motivar al jugador. Soy amigo, soy entrenador, pero me molesta que el jugador se ponga los moños como lo hizo Nelson Bonilla, en dejar tirada la selección por caprichitos, en mi equipo no volvería a jugar jamás. Hay que ser serios también…”.

Comentarios