Su nombre ya quedó en los registros históricos del fútbol salvadoreño. Roberto Domínguez es el primero en haber jugado un partido de Copa Libertadores. Se suma a un selectivo grupo de jugadores nacionales que participaron en un torneo oficial de clubes como sucedió en el pasado con Víctor “Pega” Merino Dubón con la Copa Intertoto en 2001 con el Jazz, Rodolfo Zelaya en la Europa League 2012 con Alania y Pablo Punyed en la fase previa de la Champions League jugando para el Stjarnan en 2015.

Domínguez generó sensación en los medios locales porque estaba convocado para el debut de la Libertadores 2020 en fase de grupos en el duelo entre su club Bolívar y el Guaraní de Paraguay.

Finalmente participó. Fue incluido en el once titular, estuvo en cancha por 53 minutos. Cometió la falta del penal que derivó en el primer gol en contra y fue amonestado. No todo fue perfecto. Además, Bolívar cedió los primeros tres puntos al caer 0-2.

Pese a esto, Roberto ya es histórico. Abrió el camino para que en un futuro otros salvadoreños puedan experimentar el ritmo y la emoción de jugar en la competición más antigua del mundo a nivel de clubes.

Comentarios