Santa Tecla ya se veía debilitado cuando cambió su administración y comenzó a perder piezas clave que lo llevaron a conquistar 4 títulos de Liga y 2 Copa El Salvador. Todos esos números son nostalgia porque su presente es preocupante. Tiene una demanda.

En febrero, el entrenador mexicano Marco Sánchez Yacuta se avocó ante la FIFA para reclamar que el club tecleño lo despidió injustificadamente, pese a tener un año de contrato vigente. Yacuta estuvo con los pericos en el Apertura 2019 y alcanzó semifinales pero fue eliminado en su serie contra FAS.

Cuando finalizó ese torneo, Tecla sufrió cambio de administración. La nueva dirigencia lo despidió cuando él estaba de vacaciones en México. En redes sociales del equipo se conoció la carta de despido pero luego fue eliminada pero el agente del entrenador, Rob García, hizo captura del documento e intentó conciliar con las dos partes, sin lograr un acuerdo.

Santa Tecla tiene, desde este lunes, un plazo de diez días para presentar una apelación. Corre el riesgo de no poder contratar jugadores, de no cumplir con el pago de la demanda.

Todas las partes han sido notificadas, incluida la Federación Salvadoreña de Fútbol. Queda pendiente que se conozca una resolución por la demanda que también presentó ante la FIFA, el español Marco Larriba, quien era asistente de Sánchez Yacuta.

Comentarios