Llegó para el Apertura 2019 bajo una presión. Alianza traía dos torneos fallando en finales, encaraba Liga Concacaf y debía afrontar el torneo invitacional de la Copa Premier. Wilson Gutiérrez, de nacionalidad colombiana, aceptó el reto de dirigir a Alianza.

Con él llegaron varios refuerzos: Alex Larín (regresó del fútbol guatemalteco), sus compatriotas Herlbert Soto y Raúl Peñaranda, el puertorriqueño Héctor Ramos (quien no rindió lo esperado) y los nacionales Oscar Rodriguez, Héctor. Ruz, Boris Morales e Israel Landaverde.

Tuvo un semestre aceptable. Mantuvo la tradición de ganar el primer lugar de una fase regular, superó semifinales ante Sonsonate y la final contra FAS el domingo. Sus números en la Liga fueron 16 triunfos, 7 empates y sólo dos derrotas. Tuvo el mejor ataque y la mejor defensa.

Pero un hecho histórico es que se convirtió en el primer entrenador que sale campeón en la Liga Salvadoreña, además de ser su primer título fuera de su país.

Solo había un antecedente de un colombiano que llegó a una final y la perdió. Fue Jaime De la Pava, quien no pudo ganar el Apertura 2013 con FAS.

En la euforia de salir campeón, Wilson Gutiérrez dijo “Gracias a Dios porque me puso aquí en este lindo país, con esta linda gente, afortunado soy, le doy mil veces gracias a Dios por esto… El fútbol salvadoreño es muy bueno, solamente hay que mejorar otras cosas”.

Comentarios