En la categoría Sub20, El Salvador y Estados Unidos se han enfrentado en siete ocasiones, la serie está pareja con tres victorias para cada país y un empate. Éste sábado, se vuelven a ver las caras centroamericanos y norteamericanos en un partido que será de vida o muerte, el ganador jugará la Copa del Mundo de la categoría que se disputará en Nueva Zelanda del 30 de mayo al 20 de junio del presente año.


El mejor resultado para nuestra selección en ésta categoría enfrentando a los de las barras y las estrellas se dio en el lejano año de 1964 en una cuadrangular disputada en el hermano país de Guatemala. En esa ocasión, El salvador inició el torneo con una derrota ante los locales y un empate con Nicaragua, pero se repuso de gran manera al derrotar 4-2 a Estados Unidos y dejarlos fuera en la primera fase de esa cuadrangular. La Selecta se clasificó como líder a la siguiente fase dejando atrás a Guatemala, Nicaragua, Estados Unidos y Jamaica. La Sub 20 se quedó con la cuadrangular tras derrotar a Guatemala y a las Antillas Holandesas en la siguiente fase y derrotar a Honduras (1-0) en el partido final.


Sub23


La última alegría para los salvadoreños enfrentando a los estadounidenses en categorías menores se dio en el año 2012, en el preolímpico que se jugó en Estados Unidos, cuando la Sub23 cuscatleca eliminó en su propia casa a los norteamericanos en la fase de grupos tras un empate agónico de 3-3 gracias a un gol de Jaime Alas al 90+5’ que nos hizo soñar con una clasificación a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero en las semifinales se perdió en tiempos extras contra Honduras (2-3).


A éste partido que se jugará mañana se le suma un tema extra que en los aficionados cuscatlecos genera muchos comentarios, y es que el jugador del Borussia Dortmund U20, Junior Flores, de sangre salvadoreña, rechazó vestir los colores Azul y Blanco y eligió jugar para los intereses de los Estados Unidos, pero por cosas del destino mañana jugará ante la selección que negó, por un pase al Mundial. Junior Flores no es el único que tenía la opción de jugar para El Salvador y terminó declinándose para los del norte, también está en la misma selección Amando Moreno, jugador del Tijuana de la Liga MX, pero los aficionados no hablan en gran medida de él.


No es la primera vez que sucede esto, en los años noventa, Hugo Pérez también se decidió por los Estados Unidos, y el último caso fue en el 2012 con Joe Corona, también jugador del Tijuana, que se inclinó por Estados Unidos “para poder ir a los Olímpicos”, pero nuestra selección los eliminó en la fase de grupos.


Mañana, los muchachos tienen que jugar el mejor partido del torneo, poner alma, corazón y vida en la cancha para lograr clasificar a un segundo mundial consecutivo en la categoría. El conseguir éste resultado es difícil pero no imposible, están a noventa minutos (o más en caso de T.E. o penales) de lograr algo inédito para el fútbol nacional, ya que nunca en la historia hemos asistido a dos mundiales consecutivos en cualquier categoría del fútbol 11.

Comentarios