Emplumados y pamperos disputaron una nueva edición del derbi oriental, y en esta ocasión fue especial, ya que el partido se realizó en el monumental estadio Cuscatlán debido a que el Juan Francisco Barraza de San Miguel se encuentra en remodelación.

Luis Ángel Firpo estuvo cerca de ponerse en ventaja sobre los primeros quince minutos del encuentro, cuando Wilman Torres sacó un tremendo disparo de larga distancia que pegó en el travesaño y provocó la angustia en más de alguno de los aficionados aguiluchos que se hicieron presentes en el coloso de Monserrat. El mismo Wilman Torres fue partícipe en el primer tanto del cotejo, ya que tras ganar la posición en el área rival con balón controlado, mandó un tiro-centro que fue desviado por el defensor Ibsen castro y la pelota terminó en el fondo de la portería resguardada por Benji Villalobos al minuto 32.

A cinco minutos de finalizar la primera parte, el cuadro usuluteco se vio obligado a realizar su primera sustición al presentarse la lesión muscular del delantero Brayn Pérez, quien dejó el terreno de juego por el experimentado e histórico jugador de nuestra liga, Williams Reyes.

En el segundo tiempo, el equipo de Edgardo Malvestiti salió presionado a buscar la anotación del empate, y esto se combinó con el bajón que sufrió Firpo en el tema físico. Cuando faltaban veinte minutos para el final, el mediocampista Wilson Rugama se animó con una jugada individual sobre el borde del área de los "toros" y luego realizó un disparo raso y colocado sobre el poste derecho del meta "Meme" González, quién pese a la estirada no pudo atajar el remate que emparejó  las acciones en San Salvador.

El juego que se disputó sobre la tarde-noche del sábado terminó empatado a un gol, y al final fue un buen resultado para los dos equipos. Firpo se lleva un punto como visitante y Águila, que aún no realiza sus contrataciones extranjeras y que además estuvo abajo en el marcador durante buena parte del partido, vino de atrás para sacarle el empate a un equipo pampero que no supo administrar la ventaja.

LO MALO

La violencia se hizo presente en el estadio Cuscatlán cuando entre la misma gente de Luis Ángel Firpo se suscitaron desórdenes provocando la intervención de los agentes policiales. Para bien de los aficionados, el problema no pasó a mayores, pero es algo que no debe seguir pasando en nuestras canchas.

Comentarios