Todo queda entre fieras. Jaguares y tigrillos librarán uno de las series de cuartos de final. La rivalidad de zona es marcada. Desde el Clausura 2015 no se cruzaban en una serie de postemporada. En esa ocasión fue en una semifinal y la balanza se inclinó a favor de Metapán que dio un golpe sobre la mesa en el partido de ida.

Ahora comienzan de cero pero, por la mejor ubicación en la tabla, FAS tiene la ventaja deportiva, en caso de igualdad de resultados en la eliminatoria.

Eso sí, en fase regular el conjunto cementero ganó la serie particular al ganar 1-0 en el Cuscatlán más el empate sin goles el pasado domingo en el estadio Jorge Suárez, campo donde tienen cita este miércoles a las 7:45 p.m.

Los dos equipos tienen claro que este torneo deben reivindicarse. El cuadro asociado se llevó un susto inesperado al quedar eliminado ante Audaz, equipo que en su segundo torneo en la Primera División, dio la nota grande. Tras empatar 1-1 en la ida, se vino la debacle en el Quiteño con el 2-3. Curiosamente FAS tuvo el desgaste de jugar tres partidos en fila ante el mismo rival en ocho días porque los coyoteros también fueron rivales en la fecha 22. En tanto, Metapán no olvida de que en el Clausura 2018 tuvo el fracaso redondo de finalizar último de la tabla y vio el desenlace del torneo de cuartos hasta la final sin ser protagonista.

Por eso en la plantilla de FAS no se confían por el hecho de haber cerrado con mayor puntaje y gozar de un mejor puesto que los caleros. Siempre es una historia diferente. Además, FAS no tendrá el factor cancha a su favor para definir la clasificación el domingo. En lugar del estadio Cuscatlán, la sede alterna confirmada fue el Arturo Simeón Magaña de Ahuachapán. Pero mientras llega ese partido, su presente es su visita al “Calero”.
Otro ingrediente en esta serie es cómo llegan al primer duelo. Mientras Metapán no ha perdido en sus últimos cuatro partidos (3 por Liga y 1 por Copa), FAS tiene la misma cantidad de partidos sin volver a sumar los tres puntos, desde el 3-1 sobre Santa Tecla el 7 de noviembre (3 por Liga y 1 por Copa).

Un aspecto curioso es que Metapán ha perdido el respeto en casa cuando llega FAS. Desde hace dos años no lo supera (2-1). Tras ese recuerdo, los tigrillos han salido vivos en sus últimas cuatro presentaciones en ese campo (1 triunfo y 3 empates).

Por: Víctor Zelada

Comentarios