El Alianza Fútbol Club se convirtió en el primer equipo en la historia del fútbol nacional en ser campeón de manera invicta.

Veintisiete fueron los partidos en el que los paquidermos no conocieron la derrota, tras perder dos veces la final ante el mismo rival del pasado domingo los albos forjaron el camino jornada a jornada para ser campeones.

La primer final con la presencia del Loco Abreu, junto al Santa Tecla dieron el primer golpe al derrotar al Alianza por 2-3 en diciembre de 2016; a mediados de año, albos y tecleños se enfrentaban por el título para salir campeón el Santa Tecla con un 0-4. Por tercera vez consecutiva estos mismos equipos se enfrentaron en la final, demostrando ser los mejores equipos de la época en el redondo nacional.

Noche perfecta para los capitalinos, asestaron cuatro goles contra uno a un Santa Tecla reducido, con hambre de gol llegaron los aliancistas y dominaron la final del apertura casi en su totalidad presionando la salida del equipo tecleño aprovechando los errores que significaron la victoria para los blancos.

Los tecleños llegaron en buen número y alentaron al equipo por casi todo el primer tiempo, el marcador casi al final del partido provocó que los aficionados abandonaran el estadio antes de la finalización de los noventa reglamentarios.

La espinita del torneo para los paquidermos es quizá no haber podido ganar a FAS en cuatro partidos, dejando escapar en dos oportunidades la victoria en el Estadio Quiteño donde no han podido ganar en diez años.

El actuar de la fuerza policíaca jugó un gran papel en la exitosa organización que evitó desordenes ante la pronta respuesta a los conatos de violencia registrados en la final.

La celebración de la #12 no paró en las gradas, la fiesta se trasladó al redondel del Monumento del Salvador del Mundo donde llegó el equipo a celebrar con su gente.

Un show de luces significó el culmen de la celebración blanca organizada por el actual edil de la Alcaldía de San Salvador que se sumaron al regocijo de los capitalinos reunidos en la fiesta blanca.

Comentarios