El bicampeón Alianza ya superó su primer obstáculo de postemporada. El jueves visitó a AD Chalatenango en el estadio José Gregorio Martínez por la ida de los cuartos de final y firmó un empate sin goles. El camino a la semifinal, que le permite seguir con aspiraciones a buscar el tricampeonato, pasa por ganar o empatar… si pierde, se despoja de su corona.

En sólo 11 días estos dos equipos se estarían enfrentando por tercera vez. Los norteños quedaron favorecidos por las buenas taquillas, no así por los resultados porque el 22 de noviembre perdieron 0-1 ante un conjunto albo con múltiples variantes por la fecha 21 y el jueves dividieron honores.

En todo el Apertura 2018, los alacranes no han podido sacar su veneno y en 270 minutos no han podido gritar gol ante el conjunto albo, ya que en la primera vuelta fueron apabullados 0-3.

El domino será el partido decisivo, al filo de las 3:15 p.m. en el estadio Cuscatlán. Alianza parte como claro favorito para hacer valer la quiniela.

El goleador Rodolfo Zelaya ya viene sumando minutos en los últimos dos partidos, tras un parón forzado por lesión. Marvin Monterroza estaba listo para regresar pero tuvo finalmente descanso el jueves pero podría reaperecer el domingo.

Es el bicampeón, llega con racha de 7 juegos en fila sin caer (6 en Liga y 1 por Copa El Salvador), desde que perdió su imbatibilidad de 23 partidos hace un mes. El único pelo en la sopa fue que su empate ante Chalatenango puso fin a la seguidilla de victorias pero esto último pasa a un segundo plano.

El cuadro morado llega tocado en su amor propio porque ya acumula cinco juegos sin ganar (incluído su caída en la Copa) pero haberle empatado a los albos sirvió sólo para acabar con la racha de derrotas.

Desde que AD Chalatenango se fundó en julio 2017, nunca ha podido vencer a los capitalinos en 7 enfrentamientos. Empató tres y perdió 4 juegos.

Antes, Alianza cayó ante CD Chalatenango por última vez el 27 de enero de 2016 (1-2), justo después de que en el Apertura 2015 se cruzaron en cuartos de final, favoreciendo la serie a los elefantes (1-1 y 3-2).

Oto recuerdo para los Duros del Norte, en el pasado, fue cuando superó a Alianza en el Cuscatlán. Fue un 13 de septiembre de 2008 (el torneo donde disputaron la final). Ese equipo, dirigido por Carlos “Cacho” Martínez, se impuso 1-0 con anotación de Mario Deras (55′). Ese fue el último antecedente donde un equipo chalateco derrotó a los blancos en su feudo.

Desde que se juega el formato de cuartos de final en 2015, Alianza siempre superó esa ronda. Por cuarta ocasión empató en el primer partido de esa eliminatoria. Cuando eso sucedió, siempre ganó el juego decisivo.

Alianza espera casa llena, buen ambiente en la grada y ninguna sorpresa pero sí hacer valer su favoritismo como vigente bicampeón nacional. En el Cuscatlán, su casa, no pierde un partido oficial de Liga desde el 5 de abril (1-2 ante FAS).

Por: Víctor Zelada

Comentarios