Darwin Ceren mediocampista del Orlando City fue el jugador que más votaciones obtuvo en la ronda final y se quedó el prestigioso galardón que reconoce al mejor futbolista de la MLS nacido en Latino América.

En la Gran Final, el cuscatleco le ganó la contienda al costarricense Kendal Waston, del Vancouver Whitecaps, mientras el colombiano Fabián Castillo, de FC Dallas y su compañero en Orlando City, el brasileño Kaká quedaron muy atrás en la consideración del público. 

Cerén se impuso con el 52% de los votos, sobre el 40% obtenido por Waston.  Kaká fue elegido por el 6% de los aficionados, mientras Castillo apenas cosechó el 2%. 

Comentarios