El domingo 16 de enero de 1966, Alianza derrotó en el Estadio Flor Blanca (hoy Jorge "Mágico" González) al poderoso Santos de Pelé con un marcador de 2 a 1, confirmándose como el mejor equipo salvadoreño y centroamericano de la época, por lo que la prensa de aquel entonces denominó a la escuadra de la capital como "La orquesta alba".

El equipo brasileño contaba en sus filas con siete jugadores que en 1962 habían conseguido el bicampeonato de la Copa del Mundo con la selección carioca, entre ellos, Edson Arantes do Nascimento "Pelé", considerado por la mayoría como el jugador de todos los tiempos. El Santos era considerado el mejor equipo del planeta en esos años, realizó una gira por el continente americano, y el único equipo que lo pudo derrotar fue el Alianza FC, con figuras como Raúl "Araña" Magaña, Salvador Mariona, Ricardo Sepúlveda y el refuerzo argentino para ese encuentro Juan "La Bruja" Verón, que en ese entonces jugaba para el Estudiantes de La Plata.

Alianza también se reforzó con el jugador de CD FAS, Ernesto Ruano; además del argentino Roberto Suárez también de Estudiantes y Salvador Juárez del Necaxa mexicano, aunque los últimos dos, sólo jugaron una parte del encuentro.

El DT del Santos era Luis Alonso Pérez "Lula", y mandó a la cancha a lo mejor que tenía, no se guardó nada. Éste fue el once titular de los sudamericanos: Gilmar, Carlos Alberto, Mauro, Geraldino, Lima, Orlando, Dorval, Mengalvio, Coutinho, Pelé y Abel.

Por su parte, Alianza era dirigido por el chileno Hernán Carrasco Vivanco, hombre que revolucionó el fútbol salvadoreño con sus tácticas y estilos de juego. Este fue el once titular de los albos: Raúl Magaña, Roberto Rivas, Alberto Villalta, Salvador Mariona, Ernesto Ruano, Roberto Zamora, Jorge Llévano, Guido Alvarado, Miguel Hermosilla, Ricardo Sepúlveda y Juan Verón.

El partido

Después de haberse disputado 43 minutos de partido, el árbitro del encuentro marcó la pena máxima a favor de los brasileños. luego de una falta de Salvador Mariona a Mengalvio en el área grande. El encargado de ejecutar el penal fue Pelé, quien no falló desde los once pasos y puso a ganar a los visitantes.

En el segundo tiempo vino la remontada aliancista, sobre los 58 minutos, "La Bruja" Verón sacó un disparo de larga distancia que el meta Gilmar no pudo detener y se convirtió en el empate transitorio. A pocos minutos del final, el árbitro Ramón Mármol pitó una falta dentro del área santista a favor de los paquidermos. Los jugadores visitantes reclamaron con insultos y empujones al réferi, tratando de intimidarlo, pero éste se mantuvo firme en su decisión. Fue Ricardo Sepúlveda quien convirtió el penal en gol y selló la histórica victoria de Alianza sobre el Santos, dejando una inmensa felicidad a los aficionados que colmaron las gradas del estadio y por supuesto, a los propios jugadores aliancistas.

Comentarios