El nuevo campeón del fútbol salvadoreño se llama Club Deportivo Dragón, quien por la tarde del domingo derrotó en el derbi migueleño a CD Águila en el estadio Cuscatlán por la gran final del torneo Clausura 2016 de la Primera División.

Con una solitaria anotación de Wilman Torres sobre los 39 minutos del primer tiempo, los mitológicos alzaron la corona número tres en la historia del "Monstruo Verde".  El gol llegó en una jugada de contragolpe liderada por el brasileño Jackson de Oliveira, delantero que dejó la marca de un defensor emplumado y luego habilitó de gran manera a Torres, quien ante la salida de Benji Villalobos por evitar el tanto, definió al poste izquierdo de la portería "negro-naranja" y puso a celebrar a los pocos, pero fieles, aficionados del Dragón que se hicieron presentes al coloso de Monserrat.

Durante el segundo tiempo, Omar Sevilla, que en este partido dirigió desde de la tribuna por su expulsión en la semifinal ante Santa Tecla, mandó a su escuadra a defender de todas las maneras posibles el gol anotado en la primera parte, mientras Juan Ramón Sánchez, DT de Águila, intentó con un par de sustituciones buscar el empate, el cual no llegó y evitó que los emplumados celebraran la corona 16 en su historia.

Ahora, Dragón suma su tercera corona de Primera División tras haber quedado campeón durante las temporadas 1950/51 y 1952/53 y representará a El Salvador, junto con Alianza, en la próxima edición de la CONCACAF Liga de Campeones, cuyo sorteo es mañana lunes 30 de mayo.

Comentarios