El tigre sigue sosteniendo la sartén de la clasificación a semifinales en sus manos. Su empate sin goles el miércoles por la noche lo deja en una condición favorable en caso de firmar otro empate este domingo.
El escenario escogido por la directiva de FAS es el Arturo SImeón Magaña, campo histórico que ha albergado numerosos partidos de Primera División en la historia y que sirvió incluso para disputarse un partido definitorio en el Apertura 2013 cuando Isidro Metapán y Alianza finalizaron quintos y estaba en juego el último llamado a semis. Ese año, el jaguar salió enfiestado porque ganó 1-0 con anotación del defensor Jonathan Barrios y el desenlace fue total alegría, alcanzando incluso la final y coronándose por octava ocasión ante FAS.
Litaralmente, el estadio de Ahuachapán será tierra de nadie. Sus huéspedes son vecinos del departamento de Santa Ana y llegan a darle un espectáculo a la afición local que se quedó este año sin la diversión de ver al Once Municipal, equipo que perdió su categoría y que no pudo jugar en la Tercera División, quedándose en Liga Aficionado.

DESENLACE DE NERVIOS
La lógica inclina la balanza a favor de FAS. Tuvo mejor rendimiento en fase regular, ubicándose cuarto y ahora cuenta con ”la ventaja deportiva”. Si gana o empata, avanza. Pero si sufre una caída, le dirá adiós.
Esto último lo hará revivir la pesadilla del Clausura 2018 cuando tenía todo a su favor en su serie ante Audaz, donde también inició con un empate en la ida de cuartos de final (1-1) pero en la vuelta terminó con los pelos de punta al caer de local (2-3) en un juego accidental, ya que jugando mejor que su rival tuvo mala suerte con los penales en contra y terminó despedido con reproches de parte de su afición.
Para Metapán este partido es clave. No puede darse el lujo de tirar a la borda el esfuerzo por regresar a la vida este torneo, ya que el torneo anterior finalizó último, perdiéndose por primera vez una fase de cuartos desde su instauración en el Apertura 2015.

TRES AL HILO
Es curioso que FAS sea favorito ante Metapán cuando en todo el Apertura 2018 no ha tenido puntería para superar a Óscar Pleitez.
Tres años han pasado desde el último bache ofensivo del tigre en duelos contra el conjunto jaguar. Entre febrero a mayo de 2015, los resultados fueron un empate 0-0 y dos victorias caleras con marcador 2-0, respectivamente.
Si FAS no logra marcarle a Metapán corre riesgo porque podría llevarse un susto.
La esperanza para el equipo de Dowson Prado es que su equipo tiene llegada y tiene múltiples variantes. En el último partido, Dustin Corea, David Rugamas y Julio Amaya tuvieron jugadas claras para vencer la portería rival.

Por: Víctor Zelada Uceda

Comentarios