El domingo 16 de mayo del año 2004, es una fecha que no olvidarán ni aguiluchos ni fasistas; los primeros por ser humillados por su máximo rival en su propio estadio, y los segundos, por haber conseguido una goleada histórica dentro de los clásicos del fútbol salvadoreño.

En el torneo Clausura 2004, ante un lleno total en el estadio Juan Francisco Barraza, se registró uno de los resultados más disparejos en la historia de los clásicos Águila – FAS. La escuadra dirigida en aquel entonces por Alberto Castillo castigó a los de Hugo Norberto Coria con una paliza de siete tantos contra uno.

Ese encuentro comenzó bien para los locales, quienes se pusieron en ventaja a los trece minutos de la primera parte con la anotación de Paolo Getille, pero luego, los santanecos arrasaron a los emplumados con un doblete de Alejandro Bentos, el triplete de Williams Reyes y los tantos de Ramón Flores y Antonio Serrano. Una tarde para el olvido la que vivió el conjunto negro-naranja.

El ahora considerado por muchos aficionados como el clásico nacional tiene más de 55 años de historia, iniciando todo en 1959, cuando estas dos escuadras se vieron las caras por primera vez.

Comentarios