El estadio Cuscatlán fue testigo de la edición número 215 del clásico del fútbol salvadoreño entre Alianza FC y CD Águila que se disputó la tarde del domingo ante un buen marco de aficionados. Además de la rivalidad histórica entre ambos equipos, este partido presentaba el invicto de los emplumados que no perdían desde hace 15 partidos; el último que logró derrotarlo fue el mismo Alianza en la semifinal de ida del torneo anterior.

En el arranque del partido, fueron los migueleños quienes tomaron las riendas sobre la cancha, aunque no llevaron mayor peligro sobre la portería de Oscar Arroyo mantenían la posesión de balón. Cuando estaba por cumplirse el primer cuarto de hora del encuentro, los albos reaccionaron y arrinconaron sobre su media cancha al equipo negronaranja que se vio superado en todas sus líneas. 

Juan Carlos Portillo comenzó a generar peligro sobre la banda izquierda y provocó algunas llegadas que no terminaron en gol por las intervenciones del meta Benji Villalobos y malas ejecuciones del triniteño Willis Plaza, quien tuvo un mal partido en la zona de ataque aliancista. Herbert Sosa, Rodrigo Rivera y J.C. Portillo manejaron de gran manera el mediocampo de los albos y no permitieron la incorporación al ataque de Jimmy Valoyes en Águila durante el primer tiempo. 

Wilson Rugama jugó prácticamente de gratis en Águila desde los 20 minutos tras una fuerte entrada sobre Rodrigo Rivera, ya que sobre los 2 minutos había sido amonestado y el árbitro no quizo expulsarlo muy temprano por doble amonestación. Otro que se salvó en el equipo emplumado fue Henry Romero, que pegó mucho pero no vio la amarilla sobre los primeros 45 minutos.

El primer gol de la tarde lo anotó Juan Carlos Portillo al minuto 24, tras aprovechar un rebote luego de un cobro de tiro libre ejecutado por Sosa que pegó en el poste. Águila no fue capaz de llegar con peligro durante el primer tiempo a la portería blanca, incluso, el entrenador Juan Ramón Sánchez se vio obligado a realizar una modificación a penas a los 30 minutos de iniciado el partido; el juvenil Carlos Ruíz fue sustituido por Víctor García en la zona de la media cancha. Por su parte, Alianza intentó incrementar la ventaja pero falló varias oportunidades.

Iniciando la parte de complemento Alianza se quedó con un jugador menos, ya que Elmer Abarca se fue expulsado por doble amonestación al minuto 47, en una equivocación arbitral, ya que nunca hubo falta en la jugada. Parecía que esto iba a motivar a los visitantes, pero no fue así. Águila siguió sin llegar con jugadas claras a la portería de Arroyo, mientras los albos estuvieron cerca de aumentar el marcador en varios contragolpes encabezados por Óscar Guerrero y Herbert Sosa, pero no encontraban la contundencia.

Alianza encontró la segunda anotación a 12 minutos del final, otra vez gracias a Juan Carlos Portillo quien recibió la asistencia de Sosa sobre el borde del área, dejó a un rival en el camino y definió de zurda sobre la salida de Villalobos, que nada pudo hacer para evitar la derrota en el migueleña en el clásico.

Sobre los último minutos del partido, Águila estuvo cerca de descontar en una llegada de Irvin Valdéz, pero Alianza también amenazó con anotar el tercero. Rudy Valencia con un disparo de larga distancia obligó a Benji Villalobos a lanzarse y evitar que la pelota ingresara sobre el ángulo. Alianza se quedó con la victoria con marcador de 2-0 y de manera categórica, además pudo ser goleada, pero la falta de contundencia lo evitó.

Los albos le quitan el invicto de 15 partidos a Águila, que se quedó a tres del récord histórico de FAS y Metapán en los torneos cortos. Por otra parte, Alianza ya suma 9 partidos consecutivos sin perder en el campeonato y regresan al cuarto lugar de la tabla con 23 puntos, mientras los emplumados comparten el liderato con Santa Tecla y Juventud Independiente que tienen 31 unidades.

Comentarios