El River Plate y el Boca se disputaban el sábado pasado el liderato del torneo femenino en Argentina que en siete jornadas marcaba una perfecta disputa con una marca de siete partidos ganados para cada equipo.

Pero a pesar de no tener una mayor trascendencia popular se jugaba el super clásico de la categoría del fútbol en Argentina.

Un partido que se disputó en la cancha auxiliar del Monumental donde lo que más brilló fue el juego brusco y las patadas; más que el buen fútbol.

Karen Landeverde y Alejandra Herrera, dos salvadoreñas fichadas por el River tuvieron que esperar siete jornadas para poder estrenarse en sudamérica por problemas de residencia y tranferencia internacional; más fue este fin de semana donde pudieron disputar los noventa minutos del partido.

En una nota publicada en la página oficial destacaron la participación de Karen Landeverde en el ataque de los millonarios junto a sus compañeras de equipo, Ludmila Manicler y Mariana Larroquette.

El Boca jugó al contra ataque más no pudo definir en la meta defendida por las millonarias a pesar de jugar con diez jugadoras tras la expulsión de Sonnneti, lateral del River.

Al final ambos equipos terminarían con un cero a cero en lo que fue el Superclásico en la categoría del fútbol femenino de la Primera División en Argentina.

Comentarios